Una obra de Banksy se autodestruye al ser vendida por un millón y medio

Sin duda alguna, Banksy es uno de los artistas más importantes de nuestro siglo. Su forma de trabajo siempre ha sido radicalmente diferente a la del resto. Además de tomar una forma muy diferente su graffiti, este siempre ha venido cargado de mucho contenido político y mucha protesta social.

A eso hay que sumarle la enigmática figura tras el artista, y los lugares en los que ha decidido trabajar, siempre en completo silencio. La última locura ha pasado por una audición, en la que se ha vendido un cuadro de la leyenda por valor de millón y medio de dólares.

¿Valdrá ahora, rota, más de un millón y medio?

Ver esta publicación en Instagram

Going, going, gone…

Una publicación compartida de Banksy (@banksy) el

Yéndose, yéndose, ido…

Como hemos podido conocer, una copia de una de las obras más reconocidas de Banksy, en la que se representa a una niña dejando marchar un globo con forma de corazón -conocida como «Girl with a Balloon»-, fue puesta a la venta durante una audición en la ciudad de Nueva York. De hecho, fue la obra que marcó un nuevo récord, al quedar valorada en algo más de 1.400.000 dólares.

En el momento que la pieza fue vendida, al llegar al precio marcado, inmediatamente comenzó a sonar una alarma. De forma simultánea, comenzó a funcionar una trituradora escondida en el marco del cuadro, provocando que la obra quedase triturada. Alex Branczik, encargado del lugar de arte contemporáneo en la galería Sotheby, donde ocurrió el suceso relató lo siguiente:

Todo hace parecer que acabamos de ser Banksy-ados. Es probablemente el mejor artista urbano inglés, y esta noche sólo hemos visto una pieza de su genialidad.

Quizás esto sólo haya hecho que aumentase su precio.


En otro orden de cosas, ‘Stoopid’ es el último clip de 6ix9ine. No es tan artístico como Banksy, pero fijo que te entretiene.

1 1538922936 1519776000
Compartir
Tweet
Comentarios
← Siguiente Post Malone publica el videoclip de 'Better Now'
Anterior → Khabib destroza a McGregor en un combate que será recordado