¿Qué es una mixtape? Su evolución desde las calles hasta los Grammy

🇪🇸 El siguiente artículo fue escrito originalmente en inglés por nuestro corresponsal en Nueva Jersey Denzel Jones. Puedes leer la versión original aquí. Traducción y adaptación por Natalia Warrior y Álvaro Reneses.

🇺🇸 The following article was originally written in English by our New Jersey correspondent Denzel Jones. The original version can be found here. Translation and adaptation by Natalia Warrior and Álvaro Reneses.


Puede ser que las mixtapes surgieran a finales de los 1960s en las estaciones de servicio y mercadillos, pero vamos a avanzar un poco y ponernos en situación, ¿vale? Vayamos a un ejemplo más familiar, como al maletero del Buick de un tipo en Brooklyn a finales de los 1970s.

Las mixtapes llegaron a ser algo en el hip hop básicamente porque en el momento de su expansión sólo podías disfrutar de esa música en directo. Como todos sabemos, el género no fue recibido con los brazos abiertos, y fue considerado como “ruido”, por lo que con poco o nada de rap en la televisión tenías que buscarte la vida para conseguir tu ración de música de alguna manera. Pero cuando todo empezó, los casetes de ocho pistas no eran recopilaciones de temas grabados en un estudio; en realidad, eran grabaciones cortas sacadas de espectáculos y fiestas. Básicamente escuchabas conciertos grabados en directo. DJs como Grandmaster Flash y DJ Hollywood empezaron a vender sus cintas desde el maletero de su coche, y así comenzó el nacimiento de esta bella, rentable, y sin embargo ilegal, forma de arte.

Así pues, antes de sumergirme en la era Internet y la nueva forma en la que nuestra generación empezó a consumir mixtapes, quiero aclarar algo. El mayor grupo de rap de Nueva York (o incluso el más importante fuera de la ciudad aunque podríamos discutirlo, en realidad) Dipset, fueron los pioneros de las mixtapes modernas. Generalmente se atribuye este mérito al colectivo G-Unit, y yo les daré el reconocimiento que merecen, pero por favor entendedlo: ¡The Diplomats fueron quienes empezaron esta mierda!

’50 Cent is The Future’ está catalogada como una de las mejores mixtapes de todos los tiempos, y lo es. G-Unit lanzó esta cinta el 1 de junio de 2002, pero la gente se olvida de que ‘The Diplomats Vol. 1’ vio la luz durante el primer trimestre de ese año. Como he dicho antes, las mixtapes eran siempre cintas de compilación (recopilatorios). Dipset abrieron nuevos caminos, colocaron todas sus pistas grabadas en un disco y las vendieron de forma independiente, a diferencia de todos esos DJs que vendían múltiples copias.

Material original y freestyles sobre ritmos industriales configuraban la cinta, algunos singles de la misma incluso sonaban en la radio, y el temazo ‘Oh Boy’ empujó a Cam’ron al estrellato nacional. Cam es una leyenda del hip hop, ya sabéis.

Por mucho que me duela admitirlo, Big Soulja aka Soulja Boy aka “El bufón del hip hop”, es el padre del rap moderno. Y eso no se puede debatir. A pesar de lo cuestionable que sea su carrera, él solito ha cambiado nuestra forma de consumir música. En 2007, cuando ‘Crank That’ salió, todos la tuvimos en replay y todos tratamos de enseñar a nuestras abuelas el famoso baile que acompañaba el tema. Soulja se acercó a nosotros desde una de las primeras y más grandes plataformas sociales, y él y sus tácticas se extendieron como un reguero de pólvora. Artistas de todo el mundo empezaron a subir sus mejores temas a Internet y se hizo mucho más fácil descubrir ​​nuevos talentos.

En la era cibernética que vivimos hoy, ya no tenemos que comprar mixtapes (sean casetes o CD’s), a los chicos en los restaurantes chinos o enfrentes de las pizzerías. En su lugar, se puede descargar de forma gratuita en MyMixtapez o Livemixtapes. Aunque estoy seguro de que todavía puedes ir a McDonald’s y encontrar una en el Happy Meal de tu sobrino. Yo puedo. Y todo esto, gracias a Soulja.

Aplicaciones y sitios web como Datpiff y HotNewHipHop siempre han cumplido con su misión de ser los primeros en hacerse eco de la nueva música, y han estado aquí desde el comienzo de la revolución, hasta el punto en que ahora son todo un fenómeno a la hora de acaparar visitas y descargas. Es el sueño de cualquier MC novato conseguir que su música aparezca en cualquiera de esos sitios. A veces, si la mixtape es una de esas altamente esperadas, incluso se le paga al artista para tener la exclusiva del lanzamiento. Aún así, es por una buena razón: Datpiff se ha estrellado un par de veces a lo largo de los años, y el ‘DreamChasers 2’ de Meek Mill es en parte culpable. En realidad, tiene el récord de mayor número de descargas con 4 millones. Y el jefe de su sello, Rick Ross, lo hizo justo antes que él cuando lanzó ‘Rich Forever’.

HNHH ciertamente consiguió un gran aumento de su tráfico de visitas durante la época dorada de Young Money. Esto sería como desde 2006 hasta aproximadamente 2009, empezando con el ‘Dedication II’ de Lil Wayne. Por aquel entonces, Wayne estaba considerado por muchos como el mejor rapero vivo y sus descargas sin duda sirvieron para demostrarlo. Su ‘Dedication III’ vendió más de 70.000 copias a pesar de estar disponible de forma gratuita. Puedo recordar cómo ‘No Ceiling’ y las distintas ‘Da Drought’ sonaban todo el día sin parar en mi barrio. Y ‘Sorry 4 the Wait’ es en realidad la segunda mixtape más descargada de la historia, con 2,6 millones.

Creo que en 2008 Wayne decidió que tenía que expandir su marca, ya que en la primera mitad del año siguiente, descubrió, firmó, y compartió a “sus protegidos” con el mundo. Sus protegidos, que son nada menos que Nicki Minaj y Drake. Ambos artistas recién fichados lanzaron mixtapes que tuvieron una genial acogida por parte de la crítica y pusieron patas arriba Internet. Y esas cintas no son otras que ‘Beam Me Up Scotty’ y ‘So Far Gone’.

En un primer momento, Nicki fue comparada con Lil’ Kim pero rápidamente supo encontrar la forma de distinguirse como artista. Sus alter egos y personalidades le hicieron ganar fans de los lugares más inesperados. Y en muchos puntos en realidad salió más favorecida que varios raperos masculinos.

En la otra mano de Wayne, sin embargo, estaba su prodigio, Drake, quien consiguió crear la primera gran expansión que el hip hop había vivido en largo tiempo. Drizzy consiguió romper los límites de la música y las mixtapes: captó la atención de gente a la que ni siquiera les gustaba el rap, y a los que ya eran aficionados, les hizo fans del pop-rap. Si has escuchado ‘Successful’, ‘Best I Ever Had’, ‘Uptown’, y cada track de por medio, me entenderás. Para ser honesto, siento que Drake es la razón por la que hoy una mixtape puede aspirar incluso a ganar un Grammy.

Al revisar ‘So Far Gone’, RapReviews la describió como “la antítesis de lo que se espera de una mixtape. Tiene sentido, después de todo. En las mixtapes tienes la libertad de apelar a las multitudes que quieras, y el material sampleado no tiene que limpiarse antes de usarse. ¿Para qué? Es gratuito. Nadie gira por el beneficio, ¿verdad? Sí y no.

En realidad ahora los artistas incluso hacen tours de sus mixtapes, pero eso nos daría para otro artículo. De todas formas, ¿puedes realmente considerar que un proyecto es una mixtape si tienes que pagar por él? En los tiempos que corren, es difícil contestar a esta pregunta. Para algunos artistas, si no tienes una aplicación que requiere un pago mensual, no puedes escuchar su “mixtape“. A veces puedes escuchar en streaming una “mixtape“, pero no descargarla. Por ejemplo, ‘DC4’ y ‘Jeffery’. No se trata sólo de que en nuestra era estén difuminándose los límites del sonido, sino también los aspectos técnicos y monetarios sobre los que se mece todo.

“¿Soy el único n*grata que todavía se preocupa por las mixtapes?” Estas fueron las provocadoras palabras de Chance The Rapper. Permanecer como un artista independiente es un gran reto en estos tiempos, y no sólo cuando se trata de dinero, sino también cuando se trata de la creatividad. Mac Miller y Tech N9ne siempre han entendido esto. Pero aún con tantos artistas firmando contratos discográficos, algunos todavía se las arreglan para mantener el arte de la distribución gratuita vivo. Supongo que Chance no es el único que todavía se preocupa. Young Thug, Meek Mill, Lil Wayne, Tory Lanez, Future, y Fetty Wap lo hacen. Y con artistas como Lil Yachty -que por cierto, aparece en el tema de Chance-, Joey Bada$$, y Migos, sin duda las mixtapes todavía tienen mucho recorrido.

Así que después de todo esto, ¿hacia dónde se dirigen las mixtapes? Hacia los Grammys, baby. Después de todos los desaires sin sentido, los proyectos libres finalmente han podido aspirar a conseguir el premio más codiciado en la industria de la música. Esto significa que el ‘Coloring Book’ de Chance tuvo tres oportunidades con las que el ‘So Far Gone’ de Drake no podría ni soñar.

¡Un aplauso por el progreso!

Compartir
Tweet
Comentarios (1)

Relacionados