Logo de The MedizineLogo de The Medizine

Un cómico es asesinado tras hacer chistes sobre Young Dolph

Por JD Romero / 27/11/2021
Un cómico es asesinado tras hacer chistes sobre Young Dolph

El asesinato a tiros (en la puerta de una tienda de galletas) de Young Dolph no fue sino la enésima prueba de la violencia que se vive en las calles de Estados Unidos. Una muerte de la manera más violenta que, para empeorar aún más el detalle, no suponía ni el primer ni el segundo intento de asesinato del artista.

Si tras una desgracia de este tipo uno pensaría que las cosas se calmarían por un tiempo, nada más lejos de la realidad. Apenas un día después, otro tiroteo tenía lugar a unos metros del lugar y un hombre era hospitalizado con heridas de bala en la pierna. Por supuesto, la idea era matar también a aquel tipo, no solo destrozarle una de las extremidades.

Pues bien, la cosa sigue igual en Memphis, si no peor. El departamento de policía de la ciudad ha confirmado el asesinato de Derrion Childs, un humorista local. El artista fue asesinado solo unas horas después de haber estado haciendo chistes (en sus redes sociales) sobre la muerte de Young Dolph.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

Asesinado por bromear sobre la muerte de Young Dolph

Según reportan medios como Fox13 News , el humorista de 21 años fue asesinado en una gasolinera, alrededor de las diez de la noche. En el comunicado de la policía, se reporta que el comediante fue llevado al hospital en condiciones muy críticas, pero que no sobrevivió a sus graves heridas.

Si el asesinato de Young Dolph no fuese lo suficientemente triste, ahora debemos sumar una muerte más directamente conectada (o eso parece) a su homicidio. Una espiral que no parece parar en la ciudad de Memphis, pero que no es diferente a otros lugares del país de las barras y las estrellas.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

Como saben, la policía sigue investigando el Mercedes Benz blanco que fue grabado por la cámara de seguridad cercana al tiroteo a Young Dolph.

Esperemos que pronto identifiquen a los culpables y paguen su condena, aunque mucho me temo que el problema de esa violencia (y el acceso a las armas) es mucho más complicado de solucionar que un caso concreto.