Logo de The MedizineLogo de The Medizine

14 canciones para entender qué es eso de ‘Kanye attitude, Drake feelings’

Por Jon García / 23/02/2018
14 canciones para entender qué es eso de ‘Kanye attitude, Drake feelings’

Seguro que en más de una ocasión has escuchado ese dicho tan popular en la escena: «Kanye attitude, Drake feelings», o lo que es lo mismo: la actitud de Kanye West y los sentimientos de Drake. Quizás nunca te habías parado a pensar ciertamente el por qué de ese dicho, pero no te preocupes, hemos recopilado las 7 canciones que mejor te harán ver cuál es esa actitud de Kanye de la que todos hablan y otras 7 canciones que perfectamente te harán ponerte en un Drake mood.

KANYE ATTITUDE

1. ‘I Love Kanye’

Empezamos por la mejor, vaya, ¿en serio hace falta explicación? Este interludio del último álbum de estudio de Kanye, ‘The Life of Pablo’, nos deja bien claro por qué Kanye es Kanye. Se trata de 45 segundos de pura adoración hacia sí mismo. ¿Qué perspectiva tenéis ante esto? Algo a lo «menudo flipado» o más bien un «quién pudiera», ¿quizás? El artista de Chicago lo tiene claro, y lo explica así, en tercera persona:

¿Qué pasaría si Kanye hiciese una canción acerca de Kanye?
Llamada ‘Echo de menos al viejo Kanye’. Tío, eso sería muy Kanye.
Eso es todo lo que era Kanye, aún queremos a Kanye,
y yo te quiero como Kanye ama a Kanye.

2. ‘Famous (ft. Rihanna)’

Años después de mantenerse en parte cerrado bajo llave, al menos dentro de la música, el indomable ego del de ‘Famous’ volvió a florecer increíblemente en este track. Bien es cierto que la canción le trajo bastante controversia por sus polémicas líneas pero, ¿qué esperabas? ¡Es Kanye! Parece mentira que 22 años después de comenzar su carrera sigáis sin conocerle.

Las barras perjudicaron claramente a Taylor Swift -por razones obvias- y el clip no solo a Taylor, sino también a Donald Trump, a George W. Bush, a Bill Cosby, a Amber Rose… Y muchos más. ¡Hasta a su mujer Kim Kardashian! Ye’ decidió juntar en una cama a todos los fantasmas del pasado de cada uno de los previamente mencionados.

Para todos mis negratas del sur que me conocen como nadie,
sigo sintiendo como que yo y Taylor deberíamos follar,
¿por qué? Yo hice famosa a esta puta,
yo hice famosa a esa puta.

3. «I’m a God»

Sin comentarios.

Soy un Dios,
soy un Dios,
soy un Dios.

4. «Can’t Tell Me Nothing»

Kanye West se había graduado tres años después de inscribirse en la universidad -no sé si estudió la carrera de Putoamismo o qué, vaya-, y dejó buena constancia de ello con su ya clásico ‘Graduation’.

Cuando comienzas una canción con una introducción tan potente, debe ser difícil mantener el tipo, excepto para una persona. Mr. West ya tenía el éxito comercial, el dinero y una carrera musical asentada, nadie debió ver venir que eso podría aumentar su amor por sí mismo, qué va. Ya era hora de presumir -en grado sumo-.

Tuve un sueño donde podía comprar mi camino al cielo,
cuando me desperté me gasté ese dinero en un collar.
Le dije a Dios que volvería en un segundo,
tío, es muy difícil no ser un insensato.

5. ‘Jesus Walks’

Sus inicios furon los únicos momentos en los que Yeezy se refería a Dios como alguien ajeno a él, aunque le durase bien poco. En ‘Jesus Walks’, el cantante pedía ayuda al ser todopoderoso para que le protegiese de todo el mal que había hecho y de lo horrible que habita en el mundo, especialmente en Chicago, donde él se crió.

Creo que no hay algo que pueda hacer para corregir mis errores,
(Jesús camina conmigo)
Quiero hablar con Dios pero estoy asustado, porque no hemos hablado en mucho tiempo,
(Jesús camina conmigo)

6. ‘Black Skinhead’

Kanye llamó literalmente a su penúltimo álbum de estudio ‘YEEZUS’, y el track que abre dicho disco -tras ‘On Sight’- es este ‘Black Skinhead’ con el que el marido de Kim Kardashian regresaba a la escena de 2013 tirando la puerta abajo.

Se postulaba como eso, un skinhead negro, y una vez más terminaba tres minutos de canción gritando hasta en 11 ocasiones la palabra «Dios».

Perdón, estoy empezando a gritar,
entrando al reino.
Pero mira a quién traes a casa,
ellos ven a un hombre negro con una mujer blanca.

7. ‘New God Flow (ft. Pusha T & Ghostface Killah)’

Incluido en un proyecto de GOOD Music descubrimos este ‘New God Flow’ donde West se juntó con el miembro de Wu-Tang ClanGhostface Killah, y su gran amigo Pusha T.

El cantante pasaba de autosituarse como un Dios global para centrarse en ese ego competitivo tan característico del hip hop en los 90’s y 00’s. A través de sus líneas compartidas con el del Bronx, el también diseñador presumía de ser la figura más importante del rap:

Creo que hay un Dios sobre mí,
yo simplemente soy el Dios de todo lo demás.
Yo pongo agujeros en todo lo demás,
‘New God Flow’, que le follen a lo demás.

Fui de más odiado a campeón Dios del flow,
supongo que es un sentimiento que sólo yo y LeBron conocemos.

DRAKE FEELINGS

1. ‘Take Care (ft. Rihanna)’

Drake nos derritió a todos los corazones cuando se mostró en aquél emblemático videoclip donde acaricia a Riri como todos queremos que nos acaricien alguna vez en la vida -uf, esto empieza a torcerse ya-. Aunque lo primero que pensamos todos es que Drizzy había sido friendzoneado, tuvimos que comernos nuestras palabras años después cuando ambos cantantes confesaron mantener una relación, ¡y el jodido -tonto- de Drake fue el que la rompió!

Una mujer hundida por un amor roto y un hombre que promete cuidarla para alejar así ese dolor, ¡para soltar lagrimita desde bien pronto!

Rihanna: Sé que alguien te ha hecho daño,
puedo decirlo por la forma en que tú mismo cargas contigo.
Si me lo permites, esto es lo que haré,
cuidaré de ti.
He amado y he perdido.

Drake: Lidiando con un corazón que yo no he roto,
yo estaré ahí para ti, yo cuidaré de ti.

2. ‘Best I Ever Had’

Su primera etapa en la música comercial es claramente la más melosa del de Toronto. Quizás incluso en exceso. Buena prueba de ello es este ‘Best I Ever Had’, extraído de ‘So Far Gone’, su primer larga duración. Pese a lo empalagoso de las líricas de Drake en este single, a su vez nos sirvió para conocer la musicalidad que pocos años después rompería la escena por completo. ¡Gracias Drizzy!

Bebé, tú eres mi todo, todo lo que siempre he querido.
Podríamos hacerlo realmente grande, más grande lo que nunca lo has hecho.

3. ‘Doing It Wrong’

Y aquí la maduración, el cambio y el ascenso al motherfucking trono. ‘Take Care’ es considerado por muchos el mejor disco de Drake -desde luego, el más importante- y es que bien es cierto que supone un álbum que pasará a la historia.

Como explicaba Mac Miller en una entrevista años atrás, Drake entró en la escena como si su música le diera igual, sin siquiera publicitarla. Cada vez que sacaba una canción o un disco, lo único que encontrábamos en sus redes sociales era como: «Os dejo aquí un disco que he sacado, por si queréis oírlo». ¡Tíííío! Pero sólo hay que ver dónde se encuentra ahora.

En ‘Doing It Wrong’ fue donde comenzó a agitarse terriblemente el mundo emocional de Drake, y más concretamente, con las mujeres. Las primeras decepciones y rupturas quedaron plasmadas de forma idónea en este disco, LP de culto para superar un desamor.

Cuando algo bueno va mal no es el final del mundo,
es sólo el final del mundo que tenías con una chica.
Y ella es la razón por lo que ha pasado, pero ella está sobreactuando,
y todo es porque ella no quiere que las cosas cambien.

Así que llora si lo necesitas, pero no puedo quedarme a verte,
eso sería cometer un error.

4. ‘Now & Forever’

He decidido poner ‘Now & Forever’ en esta lista y exactamente en este orden para recalcar el drástico cambio. Misma situación: una ruptura y dos personas dolidas, pero en este caso es Drake el que tiene que marcharse por su bien y quien sale menos dañado.

Drake feelings en estado puro. Drizzy habla de que tiene que irse, de no perder la oportunidad y poner rumbo en la carretera para cumplir su sueño. Lejos de ser una mera canción de amor, ‘Now & Forever’ trata a la vez mil razones que preocupan al cantante, desde el éxito y el mantenerlo a lo largo de su carrera musical, al sentimiento de soledad estando de gira.

Ha acabado, ha acabado, sí, me estoy marchando, me he ido.
No puedo quedarme aquí más y no puedo dormir en el suelo.
Tío, me estoy yendo, me estoy yendo, sabes que tengo mis motivos.
Sí, me estoy yendo, sí, me estoy yendo, sí, me he ido.

5. ‘Drama (ft. Roy Woods)’

‘Drama’ sirvió para que Roy Woods, por aquél entonces el último y flamante fichaje de OVO Sound, saltase a la fama. El joven cantante se acompañó de su padrino Drake para hacernos saber que no iba a ser uno más, que su voz debía ser escuchada.

Resulta extraño cómo el de ‘More Life’ habla aquí tan clara y directamente sobre amistades fallidas y amores que aúnan a una persona muy joven -sin experiencia, un yogurín- y una persona mayor -generalmente la mujer-. Destaca la falsedad de dichas relaciones, como la de esos supuestos mejores amigos que se juntan por interés, y que sólo sirven para perder el tiempo. Además, la cálida voz de Woods y el oscuro beat que acompaña a ambos inducen a la melancolía.

Dar y recibir, tú se lo das a ellos,
ellos toman esa mierda por segura.
Diferente a lo que era antes,
la gente que te rodea quiere más.
BFF (mejor amigo por siempre), oh sí, seguro,
me pregunto qué estarán buscando.

6. ‘U With Me?’

‘U With Me?’ es el corte más reciente del de OVO en esta lista. Drake trabajó en ‘VIEWS’ mientras se sucedían todo tipo de tumultos en su vida amorosa, aquellas idas y venidas de mujeres como Rihanna, J Lo, rumores de relación con una actriz porno

El 6 God siempre ha sido muy sincero a lo largo de toda su carrera, lo que le ha hecho confesar infinidad de cosas como su amor por Nicki Minaj, a la que le cantó que sólo espera casarse con ella un día. Pero estas barras están específicamente destinadas a todas estas mujeres que rodearon a Drizzy entre los años 2014 y 2016 y expresan a la perfección las idas y venidas constantes:

En mi rollo DMX,
hablo en grupo a mis ex,
Les digo que me pertenecen, que eso sigue para siempre,
y creo que nos volvemos más cercanos cuando no estamos juntos.

7. ‘Marvins Room’

Esto son 6 minutos de auténtico himno. ‘Marvins Room’ es ese track que Drake quería dejar fuera de ‘Take Care’, hasta que Noah 40, productor del banger, le obligó a meterlo, ya que consideraba que el momento lo exigía. Posteriormente pudimos comprobar que tenía razón.

Para esta balada el canadiense llama borracho desde el teléfono a un viejo amor a la que le habla sobre su soledad y de cómo recuerda los buenos momentos que ambos compartieron. Le pide a su vez que deje al hombre con el que está compartiendo su vida ahora para que regrese a su lado, bad moments para nuestro Aubrey:

Que le jodan a ese negrata al que amas tanto,
sé que todavía piensas en los momentos que tuvimos.
Digo: qué le follen a ese negrata que crees que has encontrado,
y como has descolgado, sé que no está ahí.


Y si Drake es emocional, ¿cómo es Yung Beef entonces? Descubre sus 7 canciones que nos han hecho llorar.