Logo de The MedizineLogo de The Medizine

Celebrando un clásico: “Los chicos del barrio” cumple 30 años

Por JD Romero / 03/07/2021
Celebrando un clásico: “Los chicos del barrio” cumple 30 años

En las películas de género ghetto o sobre la supervivencia en el barrio, hay títulos y títulos, como en el resto de géneros. Están las que tuvieron cierto éxito en su momento y se han olvidado, las que ni fueron relevantes en su día ni hoy tampoco y luego están los completos y absolutos clásicos. Esas películas que podemos ver una y otra vez y siempre nos dan razones para volver a ellas.

En ese listado de indispensables, destacan dos directores (por mucho que se hayan unido más en el tiempo) por encima del resto: Spike Lee y John Singleton. La repentina muerte del segundo con solo 51 años -en abril de 2019- amplificó su status, hasta que se ha ido viendo como un icono. Obviamente, no solo es porque ha fallecido, el tipo tenía un talento inconmensurable.

Y justo acaba de cumplir nada más y nada menos que 30 años su película más conocida, simbólica y más representativa del género. «Los chicos del barrio « («Boyz n the Hood» en Estados Unidos y «Los dueños de la calle» en muchos países de Latinoamérica) narra la historia de tres amigos desde la niñez que viven en uno de los barrios más peligrosos de Los Ángeles.

¿Por qué «Los chicos del barrio» sigue siendo relevante 30 años después?

Lo que sobre el papel podría sonar a ejemplo rutinario del género, en las manos de Singleton se convirtió en un sincero y emotivo ejercicio de cine, en el que cada pieza encajaba formando un magnífico y perfecto puzzle.

Dirección, casting, actuaciones, música, fotografía y, por supuesto, el distrito californiano de South Central .

¡Suscríbete a The Medizine TV!

Para rematar la faena, destacar el detalle de que John Singleton tenía solo 23 años cuando dirigió la película. Un hecho más que llamativo si la cinta hubiera sido mediocre, más aún si el resultado fue una de las eternas y atemporales obras maestras del género.

Singleton fue además nominado al Óscar de la Academia por partida doble gracias a la película: como mejor director y por mejor guion original, convirtiéndose así en el realizador afroamericano más joven de la historia en conseguir ese hito. Y es que, si lo pensamos fríamente al ver la cinta, parece mentira que algo así pueda haber sido llevado a cabo bajo la responsabilidad de un chaval que apenas superaba la veintena.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

De ese modo, sentimientos agridulces en el 30 cumpleaños de una película genial.

Por un lado, es una celebración de un largometraje que hemos disfrutado una y otra vez, por otro, Singleton ya no está entre nosotros. Sea como sea, gracias al director por habernos regalado esa genialidad en forma de película y tendremos que celebrarlo viéndola de nuevo… cosa con la que estaremos encantados.