Logo de The MedizineLogo de The Medizine

Lo peor de lo mejor: discos de artistas top que fueron un patinazo

Por JD Romero / 25/02/2020
Lo peor de lo mejor: discos de artistas top que fueron un patinazo

La inspiración es algo complejo y complicado. No hay una regla fija en la que todos los astros se ponen de parte de uno y todo lo que sale del lápiz y de la voz parece fantástico, lleno de talento y de magia. Menos aun cuando eres un artista que tiene que asegurarse unas ventas y unas críticas positivas en todo el mundo y la música y sus tendencias no parecen quedarse quietas ni un segundo.

Es por ello que hasta los mayores referentes del rap (aquellos que han dado forma a gran parte del género) han tenido sus patinazos.

Discos de los que esperábamos todo (sobre todo teniendo como referencia sus anteriores trabajos) y que significaron una completa decepción, hasta el punto de que hoy hemos hecho por olvidarlos.

Los patinazos de los mejores

Y no es que no haya álbumes mucho peores en la historia del rap, que los hay y miles. Sino que esta selección corresponde a artistas de los que esperábamos un grandísimo nivel y los que, en un momento dado, perdieron la magia o se desubicaron buscando nuevos sonidos con los que encajar en el momento.

Sea como sea, hemos querido seleccionar una serie de LP’s de rappers inmensos de los que esperábamos todo y con los que nos quedamos un poco con cara de circunstancias. Lo peor de los mejores en álbumes que podían haber formado parte de la historia y acabaron siendo parte del olvido.

JAY-Z – ‘Kingdom Come’

Tras la falsa retirada con su notable ‘The Black Album’ las expectativas por su vuelta eran muy altas, aunque Carter no supo responder adecuadamente.

Jay intentó contentar a todo el mundo con un álbum con un par de canciones brillantes y el resto bastante sosas y extrañas. Lo bueno de todo esto es que posteriormente el de Brooklyn demostró que fue solo un bache en el camino.

Snoop Doggy Dogg – ‘Tha Doggfather’

Con Tupac asesinado y Dr. Dre fuera de Death Row, la única esperanza real de la discográfica era Snoop Doggy Dogg. Con un sonido West Coast que empezaba a estar en declive, Snoop entregó un disco interesante pero mucho menos enérgico y creativo que su obra maestra ‘Doggystyle’. Sonidos más líquidos y abstractos y mucha menos fuerza en los raps y en los beats.

Dr. Dre ya no estaba a los mandos y vaya si se notaba.

DMX – ‘Year of the Dog… Again’

Un DMX ya mucho más pasado de moda volvía a la palestra con un disco al que definitivamente le faltaba garra. Por primera vez en su carrera, DMX parecía más una caricatura de sí mismo que un tipo auténtico, seguro de sí mismo, con talento y con cosas que decir.

Parecía sin duda que su tiempo estaba pasando, como acabó siendo (aunque ahora lo reivindiquemos).

Raekwon – ‘Inmobiliarity’

Es llamativo que solo cuatro años después de aquella obra maestra absoluta llamada ‘Only Built 4 Cuban Linx’, Raekwon sacara a la venta un álbum tan decepcionante.

No teníamos a Ghostface Killah, no teníamos a RZA y Rae parecía de todo menos inspirado. Estábamos a finales de los noventa y los sonidos accesibles que empezaban a sonar en el rap no hicieron ningún bien, no porque el disco cogiera esos caminos, sino porque parecía no encontrar su sitio. Un disco sin nada especialmente destacable.

Nas – ‘Nastradamus’

Tras los geniales tres primeros discos de Nas, el artista tuvo su primer gran batacazo sonoro.

Nada parece funcionar aquí: beats que parecen elegidos por sus peores enemigos, intentos comerciales descarados y un artista que no parece encontrar su lugar en unos momentos musicales muy cambiantes.

¿Qué otros discos te faltan en esta lista?


Como no queremos que te vayas con mal sabor de boca de The Medizine, te dejamos por aquí los 3 mejores discos de Death Row Records.