Logo de The MedizineLogo de The Medizine

Finalizan el inmenso mural en honor a DMX en Nueva York

Por JD Romero / 14/07/2021
Finalizan el inmenso mural en honor a DMX en Nueva York

La muerte de DMX trajo una cosa buena y otra mala, si somos lo suficientemente reduccionistas. La mala es, lógicamente, su propio fallecimiento. Uno de los iconos del rap más grandes (y que más hits había logrado, a pesar de su estilo rudo) se iba para siempre, y no había vuelta atrás.

La buena es que se le hacía justicia, como suele ocurrir. Por desgracia, cuando alguien parte al otro lado nos damos cuenta de su valía, de su talento, y de que quizás sus capacidades estaban por encima de la media. Y las de DMX (cuyo nombre real era Earl Simmons) lo estaban: entre el ghetto y el mainstream, entre la calle y los temazos que levantaban a todo un club.

Y la ciudad de Nueva York lo despedía como se merecía: cientos de moteros y un big foot con las ruedas enormes transportaban el féretro hasta el Barclays Center en Brooklyn, en el que personalidades como Swizz Beatz (uno de sus eternos productores), Nas, Kanye West o Busta Rhymes le daban el último adiós.

La ciudad de Nueva York honra a uno de sus iconos caídos: DMX

Como no podía ser de otro modo, los habitantes de la ciudad de los rascacielos y sus artistas urbanos también querían rendirle homenaje, y hacerlo de algún modo espectacular, lógico con la figura del artista y, sobre todo, que fuese para siempre. Y nada mejor que un mural hecho por un experto graffitero.

Ese mural acaba de ser finalizado, y ha sido llevado a cabo por el artista Floyd Simmons , nativo de la ciudad como no podía ser de otro modo. Hay que aclarar que aunque comparta apellido con el rapper, el graffitero no tiene ningún parentesco familiar con el de «It’s Dark & Hell is Hot».

¡Suscríbete a The Medizine TV!

El artista del spray ha realizado el mural cerca de Calcagno Homes, en School Street. El lugar es el sitio exacto donde se encuentran las viviendas públicas en las que DMX vivió un tiempo. Obviamente, la localización no se ha elegido al azar.

Por si fuese poco, el graffitero no es nuevo en esto de honrar con su talento a artistas fallecidos. Floyd Simmons fue también el encargado de inmortalizar para siempre a Big L, que como saben es una completa y absoluta leyenda del rap que también se fue demasiado pronto. L fue asesinado en Harlem en 1999.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

Aunque no será el primero ni el último, sí que es un bello y coherente homenaje a la figura de un artista con tanto talento como DMX. Un graffiti representa el arte urbano, ese que nace y se desarrolla en las calles, y no se me ocurre un mejor paralelismo que ese para con la figura del homenajeado.