Logo de The MedizineLogo de The Medizine

Un niño llama a la policía porque no le gustó su regalo de Navidad

Por Clara Caamaño / 29/12/2018
Un niño llama a la policía porque no le gustó su regalo de Navidad

Cuando pensábamos que el 2018 no podría regalarnos más momentos divertidos, un niño de 7 años ha decidido alegrarnos lo que queda de año. El pobre no se quedó contento con lo que Santa Claus le había regalado, así que no le quedó más remedio que llamar a la policía.

Los causante del descontento fueron unos pantalones de esquiar que recibió. Lo cierto es que si tuviéramos esa edad, no nos habría hecho mucha gracia ese regalo, pero no habríamos llamado a la policía, simplemente habríamos montado un «numerito» en casa y ya está.

Mentiríamos si dijéramos que no es gracioso lo que hizo el niño de Ontario, pero parece que no acaba de entender para qué sirve la policía. ¿Pretendería que metieran en la cárcel a Papá Noel? ¿A sus padres? Ojalá tuviéramos una explicación del chaval.

Hemos añadido a un niño de 7 años a nuestra lista de niños traviesos después de que llamara al 911 para decirle a la policía que los pantalones de esquiar que recibió por Navidad no le gustaron. #SabedCuándoLlamar.

Es necesaria «la conciencia y la educación»

Obviamente no acudieron a la casa del pequeño, de ser así la cara de los padres sería un cuadro, pero decidieron usar este caso como ejemplo de lo que no se debe hacer.

 Los padres o cuidadores deben asegurarse de que sus hijos comprendan las consecuencias de llamar al 911 y lo que constituye una emergencia.

Según CTVNews , el agente Schmidt declaró que «es un momento de conciencia y educación». Lo cierto es que no le falta razón, si llamáramos a la policía cada vez que nos enfadáramos con nuestrxs hermanos jugando cuando éramos pequeñxs, es probable que los cuerpos de seguridad estuvieran todos los días en nuestro hogar.

Los niños deben darse cuenta de que llamar al 911 es crítico y serio. No queremos desperdiciar recursos en busca de llamadas que no son una emergencia.

El protagonista de esta historia seguro que se llevó una pequeña bronca por haber armado todo este jaleo, pero dentro de un tiempo se dará cuenta de que esos pantalones fueron en realidad un gran regalo. Ni que sea porque ha salido en bastantes medios por esta anécdota random.

Esperamos que los padres de Ontario enseñen a sus hijos cuándo llamar a la policía y cuándo no, aunque la verdad es que esta historia quedará para el recuerdo.


El que preferiría estar lejos de la policía es Chris Brown, aunque por desgracia tendrá que verla cuando se enfrente a la justicia una vez más. Esta vez, por un mono.