Logo de The MedizineLogo de The Medizine

¿De dónde viene la obsesión por el dinero en el hip hop?

Por JD Romero / 23/04/2021
¿De dónde viene la obsesión por el dinero en el hip hop?

Habría que estar ciego para no darse cuenta de que desde los años ochenta -cosa que se acabó asentando en la década posterior- el hip hop, sus mayores artistas y la casi toda industria del género han estado completamente obsesionados con el dinero. Lo que podría parecer algo temporal, ha acabado siendo tan inherente que es casi irreemplazable. Como si un concepto estuviese unido a los otros de manera indisoluble.

La cuestión es que todos los géneros han estado asociados a ciertas características reconocibles. El punk a la subversión, el rock a la masculinidad o el dance a la fiesta, lo cierto es que el hip hop ha estado tan yuxtapuesto al status que es un valor agregado más a la hora de acercarse a él, una virtud casi tan valiosa como la calidad de las letras o del beat.

Y es que no sabemos si fue antes el huevo o la gallina en esta cuestión. Si el rap ha acabado influyendo al mundo entero en esa obsesión de proyección de status o si la población ha encontrado en el hip hop -y en la música urbana- justo el género aspiracional con el que soñar y ser felices mientras el mundo se cae a pedazos.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

No en vano, las redes sociales han sido las impulsoras perfectas de esta filosofía, especialmente tras la llegada de Instagram. Con la implantación y la aceptación de redes donde la comunicación es meramente visual, la transmisión de la imagen personal se ve reducida a una foto, con lo que no hay mejor manera de mostrar una imagen amplificada de uno mismo que haciendo alarde de status.

De hecho, no hace falta ser multimillonario para seguir esa guía de estilo inconsciente. La mayoría de personas (y esto es aplicable a todo el mundo) diluye la publicación en sus redes a ese pequeño símbolo que muestra la información que desea y esconde la que no. Y eso puede ir desde un trabajador que sube una foto con café de Starbucks al empresario que se compra un Bentley.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

¿Qué le pasa a la cultura hip hop con el amor por el dinero?

Es por ello que el hip hop (y el trap, el reggaeton y todo lo que clone esa pose) es el género perfecto para una sociedad empobrecida pero que tiene la oportunidad de proyectarse de manera democrática con las redes. Es decir: las redes sociales están para todos, pero solo unos géneros se adecuan a la imagen que gran parte del mundo quiere dar.

Por otro lado, solo el que ha sido realmente pobre se obsesiona con dar esa sensación de riqueza. Es por eso que los artistas de rap han transmitido su éxito históricamente, ese «lo he logrado» y ese «conseguí salir del ghetto«.

Una cuestión que, por otro lado, también es positiva, es decir: se motiva a luchar, a que nos esforcemos por cumplir nuestros sueños y a que con ese esfuerzo, constancia y talento uno puede llegar a donde quiera. Nadie quiere quedarse para siempre en Compton, y esa es la raíz de todo.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

Quizás por eso en la lista Forbes solo suele haber rappers más allá de empresarios tradicionales. No deja de ser curioso que en el listado de personas más ricas del mundo se cuelen artistas de hip hop y raramente de otros géneros.

Prueba mayúscula de que la inseguridad que genera haber visto la pobreza en tu misma casa hace que te esfuerces el doble por conseguirlo.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

Si nos ponemos románticos, podemos decir que esa es una de las razones por las que ‘Juicy’ de Notorious BIG sigue siendo un himno coreado cada vez que suena. Al final, el ser humano se agarra a la esperanza de conseguir sus sueños, al progreso, a la vida mejor y todo ello sirve para tener una razón por la que levantarnos cada día cuando suena el despertador.

O simplemente que la superficialidad es más cómoda y agradable de mirar, quién sabe.

It was all a dream.