Logo de The MedizineLogo de The Medizine

Quiénes son Griselda Records: la gran esperanza del boom bap

Por Juan Ángel Asensio / 16/09/2020
Quiénes son Griselda Records: la gran esperanza del boom bap

De un tiempo a esta parte es casi imposible no hablar de Griselda Records. Una gran porción de los amantes del rap crudo han puesto sus esperanzas en este colectivo que nos devuelve, aunque de forma actualizada, el sonido y la actitud de los añorados años noventa. Para muchos, no ha habido una crew tan talentosa desde Wu-Tang Clan y eso, desde luego, son palabras mayores.

Pero… ¿quiénes son realmente Griselda Records?

¿Quiénes son Griselda Records?

Westside Gunn y Conway The Machine eran los encargados de un exitoso negocio de merchandising. Y cuando decimos exitoso, queremos decir realmente exitoso, con productos llegando a acabarse en minutos. Sin embargo, tenían, desde siempre, la espinita clavada de dedicarse enteramente al rap.

Por eso mismo, estos hermanos (sí, son hermanos) de Buffalo (Nueva York), decidieron crear su propio colectivo de hip hop en 2014. A ellos se sumaron en un principio Benny The Butcher -el primo de Westside Gunn y Conway The Machine- y Daringer en la faceta de productor.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

Aunque desde el principio uno de los estandartes del colectivo siempre fue la autogestión, en 2017 les llegó la oportunidad de su vida cuando desde Shady Records, la discográfica de Eminem, les ofrecieron un contrato de distribución. Sin embargo, no sería hasta 2019 cuando sacarían su primer trabajo como crew en Shady Records. El disco se llamó ‘WWCD’ y es, sin duda, una de las paradas obligatorias dentro del rap de la última década.

Debido al éxito de ‘WWCD’ y de sus trabajos anteriores tanto en colectivo como en solitario, Griselda Records recibió una nueva oferta. Se trataba de un acuerdo para gestionar su management, esta vez desde Roc Nation, la agencia fundada en 2008 por un peso pesado como es JAY-Z.

Griselda: cuando la unión hace el poder

La historia del hip hop está llena de colectivos que han hecho historia. Ahí están Odd Future, A$AP Mob o los anteriormente mencionados Wu-Tang Clan. Crews como estas han funcionado más como plataformas de apoyo entre sus artistas que como grupo.

Bases logísticas desde las que lanzarse a la conquista del mundo a base de autogestión y emprendimiento, tanto individual como colectivo.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

Así es como funciona también dentro de Griselda Records. En su doble misión como colectivo y sello independiente, los artistas de Griselda colaboran en sus discos individuales, se ayudan en la composición de canciones, propulsando, en definitiva, el crecimiento del grupo. Y todo ello bajo una visión única del rap.

Muchos podrían considerar que esta es una forma vintage de ver las cosas, un esfuerzo de nostalgia para traer de regreso al rap más oscuro de los noventa, con un marcado sonido de Nueva York. Y en parte es cierto: la gente de Griselda ha vuelto a poner de moda el escupir barras crudas sobre beats de atmósferas tenebrosas. Aquí no hay melodías ni florituras, tan solo rap hardcore.

Sin embargo, es innegable que Griselda Records ha conseguido un sonido propio, actualizado, que ha interiorizado una nueva forma de entender y ejecutar el rap acorde a los tiempos en los que vivimos.

Calidad y cantidad no tienen por qué estar reñidas

Es imposible muchas veces no caer en el eterno debate entre calidad y cantidad. Pareciera que en los últimos años, la discusión la ha ganado la cantidad: los artistas nos bombardean con singles cada muy poco tiempo, como si se tratase de una cadena de montaje o un restaurante de comida rápida.

Muy lejos quedan los tiempos en los que escuchar y diseccionar un disco era un proceso lento y minucioso. La música ahora tiene que tener fecha de caducidad para que, una vez caduque, el oyente pueda consumir el nuevo producto.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

La gente de Griselda Records es, desde luego, prolífica, muy prolífica. Westside Gunn ha sacado este año dos discos (‘Pray for Paris’ y ‘Flygod Is an Awesome God II’), igual que Conway The Machine (‘From King to a God’ y «God Don’t Make Mistakes») quien, además, ha prometido que antes de que acabe 2020 habrá visto la luz un tercer trabajo.

No obstante, para los artistas de Griselda no hay debate alguno entre calidad y cantidad. Hay cantidad y hay calidad. Sus trabajos, tanto como Griselda como por separado, son propiamente discos, es decir, obras diseñadas para ser escuchadas de principio a fin, donde las canciones son la parte de un todo y un revoltijo de singles mezclados sin ton ni son.

La música de Griselda es atemporal, demasiado old school para lo nuevo, y demasiado nuevo para la old school. Y esto es lo que hace que los grandes sean grandes. Sin duda, Westside Gunn, Benny The Butcher y Conway The Machine están llamados a escribir algunas páginas de oro en la historia del hip hop.


En otro orden de cosas, debatimos sobre la misoginia dentro del hip hop. ¿Tú que opinas?