Logo de The MedizineLogo de The Medizine

Necesitas volver a escuchar ‘Ready to Die’ de Notorious B.I.G.

Por JD Romero / 21/01/2018
Necesitas volver a escuchar ‘Ready to Die’ de Notorious B.I.G.

A nadie coge por sorpresa el hecho de que Christopher Wallace aka Notorious BIG fue uno de los mejores raperos de la historia. Su habilidad en el micrófonos, la cantidad de detalles que encontramos en sus letras, la facilidad que tenía para adaptarse a cualquier base musical y su eclecticismo sonoro (eso en gran parte gracias a Diddy, por aquel entonces llamado Puff Daddy) lo situaron en el podio absoluto.

Por si sus habilidades como MC no fueran suficiente, el hecho de que fuese asesinado con sólo 24 años en medio de toda una guerra entre costas que fue utilizada primero como excusa para matar a 2Pac (aunque se dice que el objetivo inicial y primordial era Suge Knight) y luego para acabar con Biggie Smalls, le acabó convirtiendo en una leyenda, un mito, un símbolo.

Y no es para menos, vaya.

Y es que mientras en la costa oeste tenían a Ice Cube, Dr. Dre, Snoop Dogg o 2Pac, fue gracias a Nas, Jay-Z, Wu Tang Clan y sobre todo a Biggie el hecho de que en el este también hubiera un boom de artistas que dominarían el rap hasta tal punto de ser -hoy día- considerados iconos a todos los niveles. La mayoría provenía de Nueva York y de entre todos ellos el más destacado era Notorious, ese orondo jóven con unas capacidades líricas innegables.

El debut de BIG no pudo ser más de acorde a lo que se esperaba del artista. Un disco completo, dinámico y medido por Puff Daddy para tener un pie en la calle y otro en las listas de ventas. Y es que su eclecticismo se debía en gran parte a la idea del productor ejecutivo de que el álbum tuviese el respeto de la gente de la calle pero que a la vez sonase en la radio y en los clubs y ello pudiera hacer rico a Smalls y más rico al propio Daddy.

El resultado es uno de los mejores discos de la historia del género, un álbum que casi puede mirar de tú a tú a ‘Illmatic’ de Nas y que aún hoy suena potente, fresco y con un flow irrepetible. Los raps de Biggie encajan en las instrumentales como las piezas de un puzzle, el Brooklyn de los noventa es narrado de forma inmejorable y las instrumentales se mueven entre los bombos, cajas y loops más típicos de la Nueva York más clásica al R&B o los sampleos de funk de los setenta.

Y, por si fuese poco, podemos encontrar a Method Man (líder de Wu Tang por aquellos tiempos y uno de los mejores amigos de Biggie en el momento) y producciones de DJ Premier, Easy Mo Bee, Puff Daddy o Lord Finesse. Un disco variado pero que suene coherente y lógico, donde destacan los bombos, bajos y cajas y la inconfundibe voz de Biggie para dibujar unas rimas sobre lo duro de crecer en Brooklyn en aquella época, los trapicheos, las familias monoparentales, el sexo y el dinero y el éxito repentinos.

Vamos, que te lo grabes a fuego: Biggie Smalls es un puto fuera de serie.

‘Ready to Die’ es un clásico atemporal objetivo. Un disco que recoge lo mejor de la época dorada del rap de la gran manzana y lo filtra mediante los inmejorables raps del -muy probablemente- mejor MC de todos los tiempos. Se ha escrito mucho sobre este disco y a la vez nunca es suficiente.


Tampoco te pierdas: 4 motivos por los que Nike está matando Air Jordan.