Logo de The MedizineLogo de The Medizine

“Sneakerheads”: la serie de Netflix sobre coleccionismo de zapas

Por JD Romero / 04/10/2020
“Sneakerheads”: la serie de Netflix sobre coleccionismo de zapas

Era cuestión de tiempo. El coleccionismo de zapatillas es ya algo tan global y conocido que se trataba sencillamente de esperar a que una plataforma diera luz verde a una serie de ficción (o una serie documental, que estará al caer) sobre el tema, y como con tantas otras cosas ha sido Netflix el primero en darle salida, y así nos llega «Sneakerheads».

No podía llamarse de otro modo, y es que aunque su arranque es tan interesante como irregular, hemos de decir que la serie acaba por ganarnos con el paso de los capítulos. Así como sus personajes principales y personalidades estridentes.

«Sneakerheads» de Netflix: cuando la realidad supera la ficción

Dirigida por Dave Meyers (realizador de videoclips de artistas de primer nivel), la serie nos cuenta cómo un padre de familia que intentar dar la talla en ese rol vuelve a obsesionarse con su vieja pasión: coleccionar zapatillas.

Reintroducido en el mundillo por un viejo amigo, Devin -el protagonista- intentará hacerse con las zapatillas más buscadas para mejorar así su situación económica y cumplir las expectativas de su mujer y sus dos hijos pequeños.

Con un tono comercial y accesible que -al menos en los dos primeros capítulos- nos recuerda a las series noventeras afroamericanas, lo cierto es que «Sneakerheads» poco a poco remonta el vuelo y se convierte en algo más. No es que pretenda ser profunda, compleja ni pretenciosa, pero es cierto que (como en el capítulo de Mark Whalberg) tiene momentos en los que demuestra que hay talento en sus guiones y en la dirección.

https://www.youtube.com/watch?v=m82lhLpektw

«Sneakerheads» nos muestra el mundo del coleccionismo de zapatillas tal como es en la actualidad, lo que la convierte -sin pretenderlo- en una serie agridulce.

Pasión y snobismo, pero poco amor por el diseño y el talento

Apenas se habla de diseños, de arte, de talento tras las sneakers, sino de un bien preciado que se consigue solo por el valor de mercado que tiene (normalmente a más escasez de un modelo, mayor su precio), como si se tratase de oro. Obviando de ese modo el valor artístico como pieza creada por diseñadores de inmenso talento, caso de Tinker Hatfield y muchos otros.

Así vemos a tipos de clase baja hacer todo lo posible por conseguir a otros de clase muy alta las zapatillas más codiciadas. No hay verdadera pasión por la moda, ni por lo subversivo ni revolucionario de los diseños: un par vale por su escasez y apenas hay más factores a tener en cuenta. El snobismo puro y duro (y más ridículo) narrado en formato serie, aunque ese es otro tema y otro debate.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

Pero más allá de reflexiones sobre que la moda urbana se ha convertido hoy en algo risible y nada urbano, la serie funciona como entretenimiento comercial y accesible sobre las compras compulsivas y la pertenencia de grupo mediante la adquisición de zapatillas deportivas. Y además, de vez en cuando consiguen hacer que sueltes una carcajada.

«Sneakerheads» no es una obra maestra -tampoco lo pretende- pero sí es un fiel de reflejo de la realidad de una pasión, de la plutocracia más efectiva y encima entretiene. La recomendamos.