Logo de The MedizineLogo de The Medizine

El significado ‘The Hills’ de The Weeknd: infidelidad, valentía y genialidad

Por Rodri García-Avello / 16/02/2021
El significado ‘The Hills’ de The Weeknd: infidelidad, valentía y genialidad

Todos conocemos ‘The Hills’, un tema genial, uno de los más escuchados de The Weeknd, pero no todos conocemos el significado oculto detrás. Una canción que sorprende por lo que dice y cómo lo dice, que es ya un clásico contemporáneo.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

The Weeknd, que justo hoy cumple 30 añitos, resulta ser el artista más escuchado de Spotify a nivel mundial. Petadísimo con su último álbum, ‘After Hours’, que está doblando el éxito que tenía ya antes.

Pero inevitablemente, al pensar en The Weeknd pensamos en ese pelo extraño (y guapísimo) que llevaba antes, pensamos en el The Weeknd de ‘The Hills’.

El significado de ‘The Hills’ de The Weeknd

Tu chico en la calle de promoción
Decías «mantén lo nuestro en secreto»
Solo quiero sacarte de la friendzone
Porque te ves más bonita que en las fotos

No encuentro tu casa, mándame la ubicación
Conduciendo a través de la urbanización
Viste que llegaba y echaste a tus amigas
Sigues ocultándolo, pero tus amigas lo saben

‘The Hills’ habla de una relación secreta. Lo primero que nos viene a la cabeza es en qué relación. Las especulaciones apuntan a Ariana Grande o Bella Hadid. La inclinación es más por la primera, ya que la relación es una de infidelidad. 

Todo parece apuntar a que la primera frase se podría referir a la promoción que Big Sean, entonces novio de Ariana, hacía de su álbum ‘Dark Sky Paradise’. Ambos lo dejaron al tiempo, y The Weeknd mantuvo después una relación con Ariana. ¡Qué casualidad!

Además, en el videoclip aparece un coche accidentado, y Ariana Grande tuvo un accidente (aunque no fue nada serio), mientras estaba con Big Sean. ¡Qué casualidad!

The Hills The Weeknd Ariana Grande

The Weeknd y Ariana Grande mantuvieron una corta relación

El tema desarrolla el encuentro, el secretismo de su llegada, buscar su casa entre las colinas, la fuga de las amigas, etc.

La magia de The Weeknd en el ya clásico ‘The Hills’

Sin embargo, ese encuentro no es el alma del tema. The Weeknd suelta esas pistas que hacen pensar que tuvo aquello con Ariana Grande, pero no es la razón por la que hizo el tema, ni la razón por la que el mismo ha triunfado.

Ese contexto no es más que un excepcional escenario para lo que dice en el estribillo.

Solo te llamo cuando son las cinco y media,
el único momento en que estaría a tu lado.
Me encanta cuando me tocas, no cuando me sientes.
Cuando estoy jodido, ese es mi verdadero yo.

El estribillo es bárbaro, arrollador, una oda a su yo interno, al del personaje de The Weeknd más bien. Como siempre, el artista y la persona no tienen por qué ser el mismo. En este caso, es un ser vacío, que por un lado está deseando ese contacto sexual, mientras que por otro pone una distancia insalvable entre ambos protagonistas.

Hasta entonces, la canción se mantiene en un rango dinámico bajo, donde encontramos un bajo (valga la redundancia) y una batería tímidas, que explotan en el puente y se vuelven gigantes, impulsados por un grito de ultratumba, en voz aguda y distorsionadoa.

El grito en la instrumental llega con la anacrusa del estribillo, lo que significa que empieza 3 tiempos antes que el compás.

Entonces “I only call you when it’s…” viene antes de tiempo, y cuando llega el “half past five” llega lo importante. En ese «solo te llamo cuando son las…» se crea la atmósfera de tensión, y cuando deja ver que la hora a la que llama son las cinco y media, es decir, tardísimo, cuando ya estás en la mierda, cae todo el peso de la instrumental, del estribillo, y de la canción.

Después, el tema vuelve a su ritmo inicial, y Abel sigue en su línea de “me la sudas, pava” , a la que añade la temática de las drogas.

Tan literal como «Acabo de f*llarme a otras dos antes de verte, y vas a tener que hacerlo a mi ritmo». No hay ningún tipo de consideración, ni de sensibilidad, ni a su pareja ni literalmente a las drogas, que ya ni le hacen efecto, como reza en las líneas posteriores.

Te lo voy a dejar claro
intentar mantenerlo no parece muy sencillo,
acabo de follarme a otras dos antes de verte
y vas a tener que hacerlo a mi ritmo.

Siempre intentando llevarme a rehabilitación,
las drogas empiezan a parecer descafeinado.

Yo me imagino saliendo con Ariana Grande o Bella Hadid, y no me veo pasando de ellas.

Para finalizar, la canción da una pequeña vuelta antes del estribillo.

Las colinas tienen ojos, las colinas tienen ojos
¿Quién eres tú para juzgar? ¿Quién eres tú para juzgar?
Esconde tus mentiras, chica, esconde tus mentiras
Solo tú en quien confiar, solo tú

Unos acordes de piano acompañan una serie de frases que exhortan a la pareja (la hipotética Ariana Grande) a que haga un examen de conciencia sobre las mentiras que ha dicho a su novio, enseñándole que no se puede fiar de nadie, irónicamente que solo se puede fiar de ella misma.

Aquí aparecen las colinas. “Las colinas tienen ojos” es una peli de un autor llamado Wes Craven, que The Weeknd ha reconocido públicamente como una inspiración. 

Esas colinas son seguramente las de Beverly Hills, el barrio del famoseo yankee por excelencia, donde mucho se juzga a las figuras públicas por su comportamiento, que por otra parte no suele diferir mucho del de cualquiera de nosotros mortales. Y donde es esta vez The Weeknd quien se ve envuelto en un lío de infidelidades.

Que por cierto, Ariana Grande tiene casa ahí, en Beverly Hills. De nuevo, ¡qué casualidad!

¿Por qué ‘The Hills’ es tan genial?

Aparte de por que el estribillo y el resto de la canción están muy bien construidos, por que es súper cruda y súper universal. El genio de The Weeknd se queda bien a gusto con lo que dice. Representa un descenso a los infiernos, y sin ninguna vergüenza expone la realidad de esa forma de sentir y hacer.

“When I’m fucked up, that’s the real me”. Está relacionando su estar mal con esa desvergüenza en las relaciones, como si nada le importase, y menos la chica a la que se lo dice.

A mí me parece que lo vemos muy a menudo: la gente no se quiere, pero intercambia sexo sin implicación emocional. Cuanta menos implicación, mejor, y cuanto más deprimido, más sexo y menos sentimiento.

Pocos artistas hablan de este tema en sus letras. A menudo se habla del amor romántico y perfecto, o de lo jodida que es la vida y el caer en las drogas para olvidarlo, pero de utilizar el sexo para aliviar el vacío existencial no se habla tanto.

Además de todo esto, el tío no se corta y lo hace descubriendo una relación de infidelidad entre gente de primer nivel. Si mal no recuerdo, Ariana Grande también ha llegado a ser la artista más escuchada en Spotify alguna vez. Recordamos que no está confirmado que el lío sea cierto, pero como dicen, no es plan de dejar que la verdad arruine una buena historia. 

Creo que The Weeknd ha hecho un trabajo excepcional, de honestidad, sentimiento, puesta en escena, y musicalidad, que son dignos de un grande. El tema es redondo, sin cabos sueltos. Decía Julio Cortázar, que un escritor, en su caso, tenía un compromiso con su labor, en la forma de dar lo mejor de sí mismo, sin concesiones.

Personalmente, en ‘The Hills’ vi a un The Weeknd tan profundo, honesto y desgarrador, tan comprometido con llevar su arte lo más alto que puede, que me motivó mucho. Pasé de ver un tema que está guapo de por sí a comprender que ‘The Hills’ es una pieza que pasará a la historia por mérito propio.


Este tema es imprescindible en la historia de la música. Aquí te traemos 11 discos imprescindibles del rap español de los 2000.