Logo de The MedizineLogo de The Medizine

Descubre qué hicieron estos 10 raperos para terminar en la cárcel

Por Clara Caamaño / 29/06/2020
Descubre qué hicieron estos 10 raperos para terminar en la cárcel

Crecer en los suburbios de alguna ciudad, o en zonas donde los conflictos son algo habitual, termina desencadenando algún que otro encontronazo con la policía, por eso muchísimos de los artistas del hip hop que conocemos han terminado detenidos, o en la cárcel.

Posesión de marihuana u otras drogas, posesión ilegal de armas, asalto, o violación de la condicional son algunos de los delitos que más se les atribuye a estos raperos, aunque lo que termina condenándolos finalmente es la reincidencia (y todo un sistema penal y de justicia bastante cuestionable a bastantes niveles, pero eso ya es otro tema).

Así que vamos a mostrarte aquí una lista de algunos de los casos más sonados de raperos que han pasado la noche en el calabozo, han estado o siguen encerrados en prisión.

1. TuPac Shakur

En 1992, justo cuando Tupac estaba a punto de dar el salto a la fama, una pelea callejera terminó con el asesinato accidental de un niño de 6 años que pasaba por la zona en la que sucedió todo. El problema fue que el arma que dispararon era de 2Pac, quien la tenía de forma ilegal y la soltó antes de que esto pasara.

Obviamente tuvo problemas legales por esta historia, pero consiguieron un acuerdo económico con la familia de la víctima y no llegó a ir a prisión.

Un año más tarde, Shakur casi atropella a dos agentes de policía en Atlanta, lo que terminó en una gran bronca y posteriormente, en un tiroteo contra ellos. Aunque Pac disparó a ambos, todos los cargos fueron retirados por los fiscales.

Ese mismo año acusaron a Tupac por presuntamente intentar agredir con un bate de béisbol al rapero Cauncey Wynn (M.A.D.) en Michigan, por lo que terminó cumpliendo 35 horas de servicio comunitario.

Pero lo que terminó metiéndolo en la cárcel fue una supuesta agresión al director de la película «Menace II Society», en la que él iba a ser protagonista, pero finalmente fue reemplazado.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

Tras 15 días en prisión, el rapero no solo no se mostró arrepentido, sino que se jactó en una entrevista de haberle pegado a su exdirector.

Sin embargo, su mayor delito fue la presunta violación grupal a una mujer en un hotel de Nueva York en 1995, caso por el que fue condenado a 4 años y medio y que consiguió evitar gracias a que Suge Knight pagó su fianza de 1,4 millones de dólares.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

2. Suge Knight

Este quizá es uno de los casos más famosos de los que vamos a hablar, ya que Suge Knight está cumpliendo una condena de 28 años por homicidio desde el 2018.

Los hechos pasaron en 2015, en Compton, ciudad cercana a Los Ángeles, donde esta leyenda del hip hop atropelló a dos hombres con los que había tenido una pelea, terminando así con la vida de uno de ellos.

Desde ese momento Suge no ha vuelto a disfrutar de la libertad, aunque es cierto que él mismo aceptó la condena a cambio de que se le quitaran otros cargos pendientes que tenía en su historial.

Lo cierto es que cuando recibió una sentencia firme en 2018, Knight contaba con acusaciones por presuntas amenazas hacia F. Gary Gary (director de la cinta «Straight Outta Compton») y por haber robado a una fotógrafa en Beverly Hills (Los Ángeles).

Para ser concisos, cuando todo esto pasó ya contaba con un historial delictivo bastante completito (en 1997 se saltó la libertad condicional).

3. DMX

DMX se pasó la década de los 2010s entrando y saliendo de la cárcel. Tras varias detenciones por posesión de armas, drogas y conducción sin carné, en 2008 lo arrestaron en el aeropuerto de Phoenix por no haber aparecido en los tribunales para rendir cuentas sobre estos percances.

El pago de la fianza lo libró de pasar un buen tiempo encerrado, pero dos semanas más tarde volvió a meterse en un lío al dar supuestamente unos datos falsos en un hospital para no tener que pagar 7.500 dólares de gastos médicos. Esto terminó con el rapero 90 días entre rejas.

En esta ocasión la mala conducta retrasó su salida, que llegó en junio de 2010. Pero la libertad le duró poco, porque en 2013 regresó al calabozo por posesión de drogas, conducción temeraria y conducción sin permiso.

DMX es el claro ejemplo de que varios sustos pueden terminar de la peor manera posible.

4. Lil Wayne

No todos los artistas se han enfrentado a cosas demasiado serias. Lil Wayne, por ejemplo, ha tenido varios sustos por posesión de drogas, pero ha sido una pistola cargada semiautomática la que desencadenó su entrada en prisión .

En el año 2007, la policía registró el autobús en el que Wayne va de gira, encontrando el arma y consiguiendo que el artista se declarara culpable. De esta forma, en 2009 aceptó los cargos que le imputaron y entró en la cárcel en 2010, donde pasó 7 meses.

Además, en esta ocasión hay que tener en cuenta que estos años fueron precisamente el comienzo y apogeo del éxito de Lil Wayne, por lo que su estancia en la cárcel fue bastante polémica y sonada.

5. Rick Ross

Como ya hemos mencionado anteriormente, Rick Ross tiene un pasado delictivo digno de una película, ya que él mismo ha sido policía de prisiones.

En 2008 lo arrestaron en Miami por posesión de armas y marihuana, aunque no fue su única polémica ese año, ya que también fue acusado de agresión por DJ Vlad .

Años más tarde tuvo que hacer frente a una demanda sobre derechos de autor, otra sobre la infracción de marcas registradas y una en 2015 de nuevo por posesión de marihuana.

En ese año también tuvo que enfrentarse a una acusación de secuestro, amenazas y agresión por obligar a un hombre a quedarse en su casa a punta de pistola después de que apareciera allí sin permiso.

Aunque le denegaron la libertad bajo fianza, finalmente y después de un tiempo en prisión, pudo pagar una multa y finalmente salir de la cárcel.

6. 50 Cent

Todos sabemos que el pasado de 50 Cent es uno de los más duros que conoceremos jamás, lo que le ha llevado a pisar la cárcel varias veces.

En junio de 1994 lo arrestaron por ayudar a vender cocaína, y tres semanas más tarde, volvió a verse en la misma situación después de que la policía registrara su casa y encontrara heroína, marihuana, cocaína, crack y una pistola.

Esta historia terminó con una condena de 9 años, que acabó siendo realmente de 3, gracias a que pasó 6 meses en un campo de entrenamiento militar.

Pero 50 volvió a caer en la «mala vida» y terminó vendiendo armas ilegales que robaba del ejército en las calles de Brooklyn, lo que terminó de nuevo con su detención. En 2005 volvió a ser condenado a varios años de libertad condicional por tres cargos de asalto y agresión por haber saltado al público en un concierto después de haber sido golpeado con una botella de agua.

Hoy en día podemos decir que 50 Cent es un hombre nuevo, pero su pasado ha estado siempre muy presente en todos sus pasos.

7. 6ix9ine

Tekashi ha conseguido hacerse un hueco en lo más alto de la industria musical gracias a su talento y a su personalidad tan extravagante. Su actitud siempre llamó la atención, quizá por eso las autoridades también lo han vigilado de cerca.

Lejos de mantener un perfil discreto, el tío ha protagonizado un montón de escándalos, entre los que se encuentran su declaración como culpable en 2015 por abuso sexual a menores (supuestamente, no solo tuvo relaciones con un menor de 13, sino que distribuyó vídeos del momento).

69 respondió a esta acusación diciendo que él también era menor cuando todo esto pasó, pero en los papeles ponía que ya era mayor de edad.

Sin embargo, el asunto más complicado al que se ha enfrentado llegó en noviembre de 2018, cuando lo arrestaron junto a varios compañeros por formar parte de los Nine Trey Gangsta Bloods, o lo que es lo mismo, una de las pandillas más peligrosas de Nueva York.

Tras estar en prisión hasta el mes de marzo de 2019, 6ix9ine consiguió salir gracias al coronavirus, a colaborar con los federales y a declararse culpable.

Desde hace meses está cumpliendo arresto domiciliario, pero podría haberse enfrenado a condenas de varias décadas e incluso de cadena perpetua por haber formado parte de la organización de tiroteos y agresiones junto a los Bloods.

Pronto conseguirá la libertad condicional, pero no sabemos si logrará salir a la calle sin miedo en algún momento de su vida.

8. Kodak Black

Aunque muchos recordamos su arresto en mayo de 2019 antes de subir al escenario del Rolling Loud Festival por falsificar documentación de armas, este no ha sido el único problema con la justicia que ha tenido Kodak Black.

Desde ese momento está metido en prisión y sin muchas expectativas de que vaya a salir, pero lo cierto es que en este caso su historial ha tenido mucho más peso que el motivo en cuestión.

Si nos pusiéramos a enumerar las veces que Kodak Black ha tenido problemas con las autoridades, no pararíamos hasta mañana, por eso vamos a hacer un breve resumen.

Kodak pasó su adolescencia entrando y saliendo de centros de menores y tras esto, los delitos relacionados con robos, agresión, agresión sexual, maltrato a un menor, y posesión de cannabis han sido una constante en su vida.

Es más: las veces que estuvo bajo arresto domiciliario y libertad condicional terminó incumpliéndolas, lo que ha agravado la situación aún más. Entre su última condena y la anterior solo pasaron unos meses, y ahora mismo un juez ha asegurado que «hay errores en su caso», por lo que podría salir antes de lo esperado de la cárcel.

Si no, podremos ver al artista de nuevo en la calle en octubre de 2022.

9. Gucci Mane

La vida de Gucci Mane también es digna de una película, ya que ha sido camello desde muy joven y terminó teniendo problemas de adicción por esta profesión que se tomó muy en serio.

En 2001 entró por primera vez en prisión, donde pasó 90 días por posesión de cocaína, aunque en 2005 llegó el suceso en el que asesinó por error a Pookie Loc, tras una pelea con él y Young Jeezy. Esto hizo que pasara un tiempo entre rejas, aunque finalmente se libró de la condena por falta de pruebas.

Mención especial al glow up que se pegó Gucci en la cárcel: salió hecho un Action Man

Años más tarde, en 2008 violó la condicional y volvió a cumplir otros 6 meses en esta, pero los problemas no terminaron aquí. En 2011 volvió a ser declarado culpable por cargos de conducta violentaasalto con armas y otras acusaciones, por lo que pasó otros 3 meses entre rejas.

Sin embargo, en 2014 vivió su peor momento al aceptar un acuerdo de culpabilidad por posesión ilegal de armas de fuego por el que lo condenaron a 39 meses, de los cuales cumplió 11 entre rejas, y 28 ya en su casa.

10. Tay K

Aunque pueda ser una locura, el rapero de 19 años Tay K está condenado a pasar los próximos 55 años de su vida entre rejas.

En 2016 el artista se vio envuelto en un robo que terminó con el asesinato de Ethan Walker, un chico de 21 años. Tras esto terminó en arresto domiciliario en Texas, pero a él le pareció una buena idea escapar a Nueva Jersey y volver a verse implicado en el asesinato de otros dos hombres.

Aunque su abogado aseguró que él no había disparado a la víctima del primer altercado, le cayeron igual todos estos años por un delito de asesinato y otros 3 por robo con agravante.

Sin embargo, puede darse con un canto en los dientes porque solo tendrá que cumplir la mitad de la condena y podría haberse enfrentado a cadena perpetua.


Antes de irte no te olvides de repasar con nosotros #LoMejorDeLaSemana: el increíble universo de Sticky M.A. y mucho más.