Travis Scott recibe una demanda de su antiguo mánager por deudas pendientes

Si alguien ha empezado el mes de mayo con mal pie, ese es sin ninguna duda Travis Scott. Tras el sonado incidente del fin de semana pasado en el que un fan se rompió las piernas durante su concierto -hecho por el que incluso se decidió a lanzar un comunicado público para calmar a sus seguidores-, ahora al rapero de Texas le ha llegado una demanda judicial por parte de su antiguo mánager.

De acuerdo a información de TMZ, la agencia LCAR Management asegura que Travis Scott firmó en octubre de 2014 un contrato que les garantizaba una ganancia del 15% sobre cualquier trabajo que el de ‘Lens’ hiciera en el mundo del espectáculo. Desde la propia empresa afirman que deberían haber recibido una cifra alrededor de los dos millones de dólares desde que se oficializó el pacto y, sin embargo, solo han recibido 37.000$.

Desde LCAR Management también aseguran que han hecho numerosos intentos para ponerse en contacto con Scott para reclamarle el dinero restante, pero lo máximo que han recibido ha sido una carta del abogado de Travis comunicándoles que sus servicios ya no son necesarios. Ante este panorama y con el contrato firmado por el artista bajo su poder, la agencia ha decido interponer una demanda contra él.

Una última actualización de TMZ sobre el asunto dice que Travis firmó el contrato pensando que si decidía no finalizar el pacto con LCAR ellos darían su colaboración por zanjada también, pero no era así. Travis habría llegado a sentir que él mismo estaba manejando su carrera sin que Lyor Cohen [dueño de LCAR] y su compañía hicieran nada, así que decidió firmar con otra agencia. De acuerdo a esta información, el de ‘Love Galore’ califica la demanda de ridícula y no está dispuesto a pagar el dinero que se le exige.

¿Le darán la razón los juzgados? ¿O quizá Kylie le eche una mano para pagar sus deudas? Un nuevo reverso para un Travis Scott que debe estar deseando que empiece el verano, porque la primavera le está trayendo muchos dolores de cabeza.

Compartir
Tweet
Comentarios