El caso de hurto de LiAngelo Ball ya tiene desenlace final

Una de las noticias más seguidas en la NBA fuera de las pistas en los últimos días llega a su episodio final, o eso parece. LiAngelo Ball, miembro de la familia de moda en el deporte y televisión americanas, volverá libre a Estados Unidos después de haber sido detenido por la policía china con cargos de hurto.

Como informamos anteriormente, LiAngelo y dos compañeros suyos de la Universidad de UCLA fueron arrestados por las autoridades de Hangzhou debido al robo de unas gafas de sol en una tienda de Louis Vuitton. En un primer momento, se especuló con que los tres chicos podrían enfrentarse a una pena de 10 años, y cuando fueron soltados bajo fianza se habló de que su castigo se reduciría a dos semanas y la prohibición de volver al país asiático, aunque finalmente el mediano de los Ball y sus amigos han podido volver a casa sin problemas -al menos por parte del gobierno Chino-.

De acuerdo a The Wall Street Journal, Donald Trump en persona fue quien consiguió la liberación de los jóvenes atletas tras una charla con el presidente Xi Jinping. Según esta información, Trump habría pedido que fueran devueltos a su país natal con sus familias, y una vez allí serían tratados “en consecuencia a sus actos, de manera justa y expeditiva”.

Cabe resaltar que no se trata de una deportación ni tampoco se ha vetado la entrada de los implicados a China, sino que es una mera cordialidad de relaciones internacionales. Pero, ¿cuál será el castigo que se les ponga en Estados Unidos? Es la pregunta que todo el mundo se hace, aunque siempre es mejor compartir celda con Meek Mill a estar aislado en una prisión china.


Donald Trump puede negociar con el presidente chino, pero no se lleva igual de bien con Kim Jong-Un.

1510701516 1519776000
Compartir
Tweet
Comentarios