Logo de The MedizineLogo de The Medizine

«#FreeRayShawn», el nuevo ‘must’ en formato serie de Antoine Fuqua

Por JD Romero / 25/08/2020
«#FreeRayShawn», el nuevo ‘must’ en formato serie de Antoine Fuqua

Antoine Fuqua (Pittsburgh, 1966) es uno de esos ejemplos de director de cine que entra en la escena como un elefante en una cacharrería. Se dio a conocer dentro de los profesionales por haber dirigido clips para artistas de la talla de Prince o Toni Braxton (casi nada) pero no fue hasta no mucho después cuando puso -literalmente- a todo el mundo a hablar de él. Y diciendo eso me refiero al mundo entero.

El realizador entregó en 2001 esa joya del cine urbano llamada «Training Day», en la que un oscarizado Denzel Washington y un más que solvente Ethan Hawke intentaban poner órden en las turbulentas calles de Los Ángeles a ritmo de Dr. Dre. Con cameos de Snoop Dogg, el propio Dre y un desnudo parcial de la entonces desconocida Eva Mendes. Fuqua de golpe y porrazo se convirtió en uno de los directores más sonados de ese año.

Todo el mundo empezó a hablar de Antoine Fuqua tras «Training Day»

Se suele decir, de modo bastante injusto, que el mérito de la película fue de Denzel Washington. Lo cual es verdad a medias, nadie duda de la magnífica actuación de Washington en el film, pero la historia y el pulso en la dirección de Fuqua tras las cámaras han hecho que la cinta haya aguantado el paso del tiempo sorprendentemente bien. Cosa que no podemos decir de todas, ni de la mayoría de productos que funcionan bien en taquilla.

Y de ahí hasta el infinito y más allá. «Lagrimas del sol» con Bruce Willis y Monica Bellucci, «El Rey Arturo» con Clive Owen, «Shooter» con Mark Whalberg y Danny Glover o las dos películas de «The Equalizer» (repitiendo con Washington) son solo algunas de las películas de éxito que Fuqua ha entregado. Películas accesibles pero llevadas a cabo con brío, vamos, el sueño húmedo de cualquier gran estudio.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

Con un nombre que asegura el dinero de la entrada bien invertido, el de Pittsburg pronto se metió a otros menesteres como documentales (desde aquí recomendamos su magnífico «Me llamo Muhammad Ali», de 2019) y como no podía ser de otro modo: producir series. El formato de moda.

Y de ese modo y con su nombre como productor podemos disfrutar ya de «#FreeRayShawn», una serie dirigida por Seith Mann (de la más que aceptable «Educar a un súper héroe») y con un peso pesado como Lawrence Fishburne y con Stephan James como apoyo. Si creías que se la serie sería una especie de ghetto movie en este formato estás más que equivocado, ya que Fuqua aquí se pasa al drama.

Drama social pero con buen ritmo y equilibrio

La serie trata de un chico negro, veterano de la polémica guerra de Irak, se ve inmerso en un altercado nada más y nada menos que con los SWAT de Nueva Orleans, metiéndose en un verdadero lío. Para intentar salir adelante tomará contacto con un oficial que se prestará a ayudarle, aunque no todo será tan sencillo.

«#FreeRayShawn» es la prueba de la solvencia de Fuqua como productor y el asentamiento de Mann como director. Un tándem que parece funcionar a la perfección y que ha elaborado una serie dramática con más chispa de lo común, dando lugar a nuevos e interesantes caminos. Ese dinamismo que la hace ciertamente más accesible es uno de los aciertos de una serie que se nutre de un contexto tristemente idóneo pero con unas bases más que sólidas.

https://www.youtube.com/watch?v=Ny9-XvzPKGQ

Ya que suponemos que has disfrutado con anterioridad del trabajo de Fuqua, sabes que vas a lo seguro que esta serie. Un producto magnífico en 15 cápsulas que van construyendo una historia tan envolvente como adictiva, sin ser llegar a la pretenciosidad ni pedantería de otras similares. Si buscas una serie de calidad, con mensaje social y que además no dé lugar al aburrimiento, creo que estás ante el producto perfecto.


Pero si lo tuyo es el humor y las pelis de fumetas tu artículo es el de los legendarios Cheech & Chong