Logo de The MedizineLogo de The Medizine

Hablemos de cómo Kanye West es un productor revolucionario

Por JD Romero / 09/02/2021
Hablemos de cómo Kanye West es un productor revolucionario

Aunque su figura es tan popular que prácticamente no necesita presentación, lo cierto es que Kanye West (Atlanta, 1977) es ya uno de los productores más revolucionarios y subversivos de la historia del hip-hop, además de emcee, compositor y diseñador de moda (entre otras muchas cosas).

Como suele ocurrir cuando la fama te aborda por todos los lares posibles, West a menudo ha sido minusvalorado como artista por ser tan tremendamente popular.

Aunque ya había producido a artistas como Lil Kim, Foxy Brown, Talbi Kweli o Beanie Siegel, West saltó a la fama por hacer algunos de los beats más celebrados del magnífico ‘The Blueprint’ (2001) de JAY-Z . Tras aquello, primero empezó a producir para los mejores artistas del sello, luego al ser fichado por el mismo como rapper y productor y posteriormente a convertirse en el beatmaker más conocido y codiciado del mundo durante varios años.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

Y es que casi de golpe y porrazo (aunque West llevaba ya unos añitos haciendo instrumentales para artistas de cierto renombre), el de Chicago empezó a producir no solo para lo más granado del hip-hop estadounidense, sino a artistas de la talla de, Janet Jackson o Alicia Keys.

La personalidad del artista (entre nerd, polémico y deslenguado) le hicieron estar en boca de todos, cosa que se acrecentó a un más cuando empezó a salir —para luego casarse— con la mujer más popular del mundo: Kim Kardashian (que pasaría a ser Kim Kardashian West). Aunque por lo que hemos podido saber últimamente, su divorcio está al caer.

Kanye se ha ganado el respeto también como productor

Se puede decir ya con la distancia que da el tiempo que los cinco primeros álbumes de Kanye West (especialmente ‘The College Dropout’, ‘Late Registration’, ‘Graduation’ y sobre todo ‘My Beautiful Dark Twisted Fantasy’) son obras maestras.

La especialidad habilidad del productor para deconstruir samples de soul, el uso de la percusión y la mezcla con instrumentos reales demostraron que era un tipo especialmente talentoso. Quizás no descubría nada nuevo, pero lo hacía mejor que la mayoría.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

Por si fuese poco (y este era uno de los miedos de JAY-Z y Damon Dash a la hora de ficharlo para Roc-A-Fella), West acabó siendo un emcee mucho mejor de lo que se esperaba, aun sin llegar al nivel de los grandes genios de la rima.

El que la sigue la consigue y West puede tener muchos defectos, pero es constante, trabajador, ambicioso y su talento ecléctico es innegable.

Convertido ya en absoluto icono, sacó a la venta junto a Hov el decente pero mejorable ‘Watch The Throne’, un álbum con pistas interesantes pero que definitivamente era bastante peor que la mayoría de álbumes en solitario de cualquiera de los dos integrantes. Estábamos ya en 2011 y todos esperábamos bastante más del álbum conjunto de las dos mayores figuras del rap mundial en ese punto.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

Podríamos establecer que hay dos partes bien diferenciadas en la carrera de Kanye West.

Una primera más influenciada por el soul y el funk y con un estilo un poco más conservador en cuanto a rap y música negra y una segunda un poco más electrónica, popera y experimental. Esta segunda etapa comienza con ‘Yeezus’ (2013), continúa con ‘The Life of Pablo‘ (2016) y culmina con ‘Ye’ en 2018, una época para algunos en lo emocionante de los experimental pero también decepcionante porque se aleja de lo mejor del propio artista.

‘Jesus is King’ es prácticamente un álbum de gospel (su nombre no da lugar a errores) y, sin embargo, puede que sea mucho más interesante que sus últimos trabajos en los que se alejaba de su propio yo. Si es que hay algo parecido a eso en el constante crecimiento artístico, musical y personal en la figura de Kanye.

Sus colaboraciones con Nike o adidas han sido un rotundo éxito

Por si fuese poco (y como muestra del talento del ecléctico artista), sus colaboraciones con Nike y luego con adidas (veáse Yeezy)han resultado un absoluto hit superventas, lo que ha reafirmado al rapero y productor en seguir en el camino de nuevas inquietudes más enfocadas al diseño y casi a cualquier cosa.

Pero ahí no queda la cosa, como máxima prueba posible de sus aspiraciones en la vida, Kanye West continúa en su empeño de ser algún día presidente de los Estados Unidos de América. Viendo lo concienzudo que es y su constante éxito en —casi— todo lo que se propone, quién sabe cómo acabará todo esto si sigue por ese camino.

Es por ello que West es también conocido por tener un inmenso ego, aunque eso casi es inherente al rap en sí.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

El talento que ha demostrado como artista, como productor para terceros y como diseñador de moda no hace sino reforzarlo, pero además con razón. un tipo que parece hacer bien casi todo lo que propone y que está casado (por el momento) con una de las mujeres más conocidas del mundo.

Aunque si nos centramos en lo que importa, lo cierto es que West nos ha dado una serie de discos y producciones tan maravillosas que puede permitirse ese ego mayúsculo del que tanto se habla.


Puede que te interese este artículo sobre la discografía de Kanye, ordenada de peor a mejor.