Logo de The MedizineLogo de The Medizine

Hablamos con Pardoh: el responsable de documentar la escena la última década a través de «Harlems»

Por Juan Villain / 01/12/2020
Hablamos con Pardoh: el responsable de documentar la escena la última década a través de «Harlems»

Hace poco os hablábamos sobre la salida de «Prawda», la nueva entrega de la imperdible saga de documentales «Harlems» creada por Pardoh. El de Madrid es el culpable de haber ingeniado las piezas audiovisuales que, seguramente, mejor han captado el espíritu de nuestra escena a través de casi diez años.

Por eso mismo, es una suerte poder haber compartido un rato con él y explorar su visión en una entrevista colmada de prawda (palabra polaca que en nuestro idioma se traduce como «verdad»).

Hablamos con Pardoh sobre «Harlems», la escena y mucho más

Antes de nada, enhorabuena por tu trabajo. ¿Cómo ha sido el recibimiento de «Prawda»?

Muchísimas gracias por esas palabras y este ratito en The Medizine, es un placer.

La bienvenida es increíble, el feedback de la gente, el cariño que muestran al proyecto y ver cómo hay personas que lo ven desde el minuto uno. Es mágico. Es una locura pensar que no saliendo de seguido, pudiendo pasar hasta dos años entre entrega y entrega, la gente lo recibe con los brazos abiertos. A día de hoy no tiene cabida sacar algo cada tanto tiempo y seguir teniendo a gente esperando.

Para el que aún no lo conozca, ¿en qué consiste «Harlems»? ¿Cuál es su propósito?

Siempre he presentado el proyecto como un escaparate para que un o una artista se muestre tal y como es, sin guión, sin maquillaje, sin máscara ni discurso alguno. Cuando empecé con esto, la idea era dar visibilidad a todas esas voces que sonaban pero no recibían la atención que yo consideraba adecuada. Tenía mucha rabia, no te voy a decir que no. Si yo no tenía ni pajolera idea de coger una cámara ni grabar. Así que fíjate si estaba hasta los cojones de ver a los de siempre meter a todos sus amiguitos en vez de dar oportunidad a nueva sangre, que me compré una cámara que no sabía ni encender y empecé a grabar.

Ahora ya no tengo rabia, tengo esperanza y ganas de ver a gente con talento vivir de su arte.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

En «Prawda» no hemos visto solamente a MC’s, sino a una amalgama más amplia de artistas de diferentes disciplinas, ¿de dónde nace esta decisión?

Y eso que he hecho bastante filtro en esta ocasión, pero por mí habría metido otra vez a alguien que hiciese fotografía, tatuaje o diseño de ropa.

Si fuese por mí, este «Harlems» habría durado 180 minutos, pero hay que ser consciente de que mucha gente lo ve en el móvil o en el iPad. Pero oye, no te digo yo que no haré una burrada así algún día…

Considero que nuestra música ya no está solamente en las canciones y un par de disciplinas más.

Desde la primera entrega en 2011 hasta la salida de «Prawda», en la escena nacional han ocurrido una serie de acontecimientos cruciales. ¿Cómo ha visto Pardoh, desde su rol, la evolución de nuestro panorama?

Veo dinero, mucho dinero, y eso me alegra aunque yo no vea un duro nunca. Que la gente no se equivoque, que el Mercedes que sale en las fotos promocionales era de un amigo y no mío.

Fuera bromas, ahora veo a personas llenas de talento que dejan su trabajo de mierda y firman contratos de millones de euros. Porque es lo que está pasando, he visto contratos millonarios con mis propios ojos y se me pone la piel de gallina.

No puedo poner ninguna pega, de verdad. Por fin.

¿Cuál crees que ha sido el punto de quiebre que dio pie a este abismal cambio de paradigma?

Todos son pequeños granitos de arena. Desde el momento en el que preguntan por C.Tangana en Pasapalabra, desde posts de Trap Game Edits, o que en Operación Triunfo vaya a dar charlas La Mala.

Lo que no era normal que es que desde el 2002 hasta el 2010 todo el mundo sonase igual, era cambiar y traer sonidos diferentes o morir. Qué pereza de grupos. Menos mal que todo eso acabó.

Han sido diez años observando cómo crecía todo esto, y ahora mira la variedad de sonidos que tienes, desde el Morad hasta Abhir Hathi.

¿Crees que, por parte de los medios, hace falta un mayor seguimiento a la escena?

¿Qué medios? Si quedáis pocos, es triste, pero es lo que hay. Lo que le pido a los medios es que sigan existiendo. Nada más.

A lo largo de las sucesivas entregas de «Harlems» hemos podido ver a una gran cantidad de artistas. ¿Cuál es tu criterio a la hora de escogerlos? ¿Cómo ha sido el trato con ellos? ¿Ha habido alguno con el que te haya dado rabia no poder contar?

Recibo diariamente links de gente que está haciendo música, enlaces de personas que me recomiendan a otras personas. Eso y que muchas veces dejo que YouTube o Spotify se ponga a recomendarme cosas. Así descubrí a Delaossa hace dos años, que le vi, flipé con su movida, y le busqué en Instagram. Tardamos dos años en grabar, a él ya le había dado tiempo a crecer tanto que hasta salió en «La Resistencia» antes que en «Harlems».

Como no veo un duro de nada de esto, o hay feeling y buen rollo, o no se graba. Te lo digo en serio, es que paso. No estoy yo para aguantar tonterías de nadie y menos gratis.

En este «Harlems» había hablado con Maikel Delacalle, pero por toda esta historia de la pandemia finalmente no pudo ser. Una pena.

De entre todos los «Harlems», ¿a cuál le tienes un cariño especial?

Me hizo muchísima ilusión cuando subí a grabar a Elsso Rodriguez a Bilbao, porque el viaje lo pagué con las donaciones que realizó la gente por PayPal. Fue inolvidable poder hacer carretera con la cámara en el maletero y salir de Madrid para grabar. Además es que me enamoré de la ciudad totalmente. Ojalá volver pronto.

Desde la primera entrega del proyecto hemos podido ver que detrás de «Harlems» hay un desempeño audiovisual muy cuidado, milimétrico. Y más en este último, donde se nota un salto de calidad. ¿Cuáles son tus referentes a nivel cinematográfico?

Los dos anteriores los grabé con un iPhone y no, no es coña. «Harlems Powrot» y «Harlems Trybuna» se grabaron con un iPhone 7 Plus y los edité con un PC que me regaló mi amigo y gran diseñador Gonzalo Miranda. Ahora me pongo los primeros y digo “qué horror, la virgen”, pero bueno, me perdono a mí mismo, porque siendo realistas bastante bien salieron.

Aunque me gusta mucho el cine, mis referentes han sido personas que he tenido cerca y que he podido aprender de ellas, como Cicuta Films , Rubens Ziontifik o Dammit .

No fue hasta 2018 que me armé de valor y decidí dedicarme a la foto y el vídeo, mi verdadera pasión. Gracias a tres personas maravillosas pude comprarme todo lo necesario para trabajar y cómo no, poder también llevar «Harlems» a otro nivel en cuanto a calidad. He pasado de grabar con el móvil a tener una buena cámara, un buen micrófono, buena iluminación, buen ordenador y buenos recursos para editar.

Sin Mónica, Pilar y Jose, «Prawda» no habría salido.

¡Suscríbete a The Medizine TV!

¿Qué podemos esperar en un futuro de Pardoh y «Harlems»?

Quiero dirigir un corto en 2021, seguir dedicándome a lo que me gusta y por supuesto seguir con «Harlems». Además he decidido trabajar en clips y demás proyectos. Así que animo a todo el mundo que necesite clips y fotografías a escribirme. Vamos a currar.

Y, para terminar, ¿algo más que quisieras compartir con nosotros?

Que aquí todos somos muy calle, muy underground y muy filmmakers, pero hay gente con un nivel de estudios muy tocho aunque hagan “raperadas”, que no pasa nada, pero no todo el mundo ha tenido la suerte de poder estudiar lo que ha querido. Que las cartas no se reparten igual y que si yo he podido hacer algo, puede hacerlo cualquiera.

Mucha fuerza para todas las personas que quieran empezar algo y tienen miedo.

Mil gracias de nuevo a Pardoh por compartir su magnífica visión con el equipo de The Medizine.